El Viaje de Lilka

El viaje de Lilka es tu viaje, y todavía no lo sabes. Es una apartada orilla en la isla de los libros que todavía no has leído.
El viaje de Lilka es una maravillosa historia en un oscuro mundo que encuentra luz y maravilla gracias a sus personajes. Un largo viaje que no quieres que acabe y que, aún cuando acaba, continúa sonando en tu interior la música de una fiesta, el golpe de las espadas o la fuerza del agua naciendo de entré las rocas ladera abajo.

El viaje de Lilka es el sueño y la vigilia de su autora, Adela Bas, quien forjó entre sábanas,veredas y poblados los sueños de una persona que nació en nuestro mundo, pero que nos enseña, a quienes la hemos conocido, a ver con nuestros ojos el reflejo de otros mundos en los ojos de otras personas.
Soñadora, cabal, profunda, irresistible, Adela lleva en su libro la palabra inteligencia a su máxima expresión de desarrollo, a la sabiduría del hambre, a ese sueño iniciático de quien se reinventa en todas sus formas para ser parte del todo.

Moderación, meditación, iluminación, las tres partes de ese camino iniciático en el que la lectura de su libro nos hace refrescar los sentidos, y aprender que la meta siempre será, en cualquier palacio, en cualquier época, en cualquier poblado o bajo cualquier jaima, el cese del sufrimiento.

Tiene esta mujer en su libro la sombra de una palabra en un camino. Reflejada por el sol cada letra, como la silueta de una verdad, como el dolor de una cicatriz y la enseñanza de un buen consejo.
Extraordinario y necesario. Extenso libro que vuelve cortos los días en los que ha de ser leído. Su pasión, su aventura, y esa oscuridad que es el miedo a tomar una decisión, a reconocer ser quienes somos nos hará ser Lilka, para amarla y adorarla, como un rey, como un sirviente, como un guerrero.

Un cielo como techo o una cama para dos apenas iluminada por la luz de los candiles o las velas; la íntima relación con un colgante, un caballo y una espada, segundos que duran eternidades: Lilka, “la princesa guerrera, hija de Olej y Katia. Heredera de las tierras de Dasha, ” cuyas ropas mezclan tantos tejidos como culturas, quien sabe de “lo amargo que es vivir con el dolor de su alma”.
Y juntó a ella, Sandorg, quien ha vivido en ella, aquel que custodia la Gran Verdad. Siempre ha estado con ella, aunque lunas y desiertos los separarán durante media vida, sintiendo lo que ella sentía Viviendo su vida, lejos, si, pero compartiendo el mismo sol y la misma luna.

Recomendable El Viaje de Lilka, una apasionante historia no muy diferente de nuestras historias, dónde el poder sigue siendo codiciado por los pobres de alma y encontrado por los elegidos, aquellos que debemos elegir qué camino coger para encontrarnos a nosotros mismos.

Gracias a Adela Bas por dejarnos acompañarla en el camino.

Santos Garrido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s