El fusilamiento del gordo de Navidad

Sentar a un buitre a la mesa no es plato de buen gusto, sobre todo si, creyendo haber envenenado el plato de tu invitado, descubres que lleva en las alforjas el antídoto de éste.
Alfonso Rojo es uno de esos personajes con una marca en la cara por cada vergüenza que calla, periodista de segunda, anclado tanto a un lobby como a su descerebrada lengua. Sus comentarios misóginos, partidistas y manidos no encajan ya en una sociedad que pide a gritos un cambio en el marketing personal, que huye de respetar solamente a los políticos de traje y corbata, como si esto les diera legitimidad, más allá de la procedencia de estos trajes.
Es el manipulador de la la carroña, deudor de grandes favores y silencios, de lo contrario no entendemos qué hace en la televisión pública. Es una pena que sólo una familia de este país no estuviera cobrando prestación alguna y que este antiguo y maleducado trabajador de la información tenga nómina pagada por los contribuyentes de este país.
Parecía venir aleccionado, al igual que el director y presentador del programa, con una supuesta premisa: que no salga vivo, que este señor no para de hablar de auditoría que se va a saber todo y que vamos a perder nuestros sillones y vosotros vuestros puestos de trabajo.
Sin embargo, la calidad periodística se vió patente desde el inicio hasta el final del programa con los graznidos de Alfonso Rojo al ritmo de “…y el IVA qué! y el IVA qué! y el IVA qué…”
Cómo le duele a los mangantes ver cómo se alejan las putas, las tarjetas opacas y las bolsas de basura repletas de billetes; los silloncitos, los cargos de confianza y los coches con chofer; cómo ha cambiado el miedo de acera y estos descamisados de PODEMOS han devuelto la esperanza a personas que cuentan los días para el hambre o para un próximo corte de luz.

La diferencia entre Ana Pastor y Sergio Martín, director y presentador de La Noche en 24 h, es que aquella pilló desprevenido a Pablo Iglesias porque nunca antes, hasta la irrupción de PODEMOS, un político había sido sometido a semejante apedreamiento, sin embargo, tanto Sergio Martín, como el resto de colaboradores que se sentaron en la mesa la pasada noche, hicieron el ridículo porque, de una forma previsible, al estilo del programa Sálvame, hicieron lo que esperábamos: hacer las preguntas marcadas por el “aparato desprestigiador” de los dos grandes partidos políticos de este país. Los mismos del “doberman” y del “váyase Sr González”.
Parece que creen seguir engañando con la imagen del beso al bebé en el Mercado de la Boquería, en el de Triana o visitando los asentamientos chabolísticos , foto, foto foto. Cuando en la única foto que nos importa salimos todos cada año más delgados.

Xavier Fortes, anterior director de “la Noche en 24 h” ha declarado a través de su cuenta de twiteer ser una vergüenza la entrevista realizada en la noche de este pasado viernes, 5 de diciembre, al secretario general de la formación Podemos, al igual que hace alusión, como media España a la ya conocida pregunta acerca de la supuesta alegría del dirigente por la excarcelación de dos conocidos etarras. Esa es la estrategia de los lobbys, de los gestores de la banca moderna o de los que andaban mensajes a Barcenas pidiéndole fuerza y tranquilidad. Esa es su estrategia, frente a los datos, las propuestas y la ilusión de Pablo Iglesias, el gordo de Navidad.

Santos Garrido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s