“El exconcejal de Elche” o una lección contra el cáncer.

cancerTenía los dientes blancos y un pañuelo palestino, una Biblia en la mesita y el carné de IU; fue concejal del ayuntamiento de Elche durante cinco años y tras su paso por la política, decidió, durante 5 años, presuntamente, falsificar dictámenes médicos, firmas de facultativos, oncólogos y radiólogos para supuestamente fingir un cáncer.
Un año robado por cada año trabajado al servicio de los ciudadanos. Eso, tras haberse tirado toda la vida con la cantinela del reparto social y justo, que ya en su boca sonaba a “dame un cargo o una paguita”

Parece, que después de tanto tiempo demandando a los políticos, que no podíamos ser mileuristas en este mundo de consumo en el que nos habían colocado, ahora ellos acaban su carrera y por mil euros al mes tiran su nombre, pisotean su estampa y se condenan a la vergüenza del chorizo

Porque si execrable nos resulta que metan la mano en la caja de las ayudas al desempleo como ha ocurrido en Andalucía, no sé qué opinar de este individuo que, presuntamente, ha estado cinco años fingiendo padecer un cáncer para cobrar una paguita, como si no le hubiera bastado únicamente con solicitarla, por sinvergüenza y mal nacido, a buen seguro se la hubieran concedido.

¿Por qué para pilotar un avión con no más de 200 personas tienes que ser un fuera de serie y para dirigir la vida de miles y miles de ciudadanos colocamos a charlatanes que llenan su boca de palabrería para acabar, a fin de cuentas, como todos, en la mandanga?
Puede ser por eso que llamamos carisma, baremo por el que se mide en esta inmadura democracia el talento político. Y que nos lleva a votar a uno u otro en función de lo bien que nos cae, como si fuera el payaso invitado al cumpleaños de nuestros hijos.

Según la Asociación Española Contra el Cáncer, todos los días, muchos enfermos tienen que decidir entre comprar alimentos que mitiguen los efectos del tratamiento o pagar la hipoteca o el alquiler de su vivienda en el caso de haber perdido su trabajo. Situación que hace aún más difícil el sobreponerse a una enfermedad, tanto para el enfermo como para su familia.
Dice el informe de esta asociación, que son ya más de 11.000 enfermos de cáncer los que han solicitado ayudas para hacer frente a gastos cotidianos, personas, familias, que apenas reciben 400 euros de ayuda con un enfermo en casa. Reconocen estar desbordados ya que en los últimos tres años se han incrementado las peticiones de ayuda en más de un 50 %.

Mientras el concejal, tirado en su sofá, consumía cada mes los mil euros de uno, dos o tres enfermos de cáncer, mi madre luchaba contra esa misma enfermedad en un Hospital de la misma ciudad. Y eso no está bonito, porque si hay algo más feo que robarle a un pobre, es robar a un enfermo y reírte de su desgracia sesgando sus recursos, por el simple hecho de no querer dar un palo al agua.

Que aprenda de la lucha de los enfermos a los que supuestamente quitó su dinero, los cuales día a día trabajan su cuerpo, su cerebro y su corazón, para vivir dignamente.
Colaboren en la forma que puedan con esta causa y con otras, cualquier ayuda es buena cuando las ayudas ya no son para los más vulnerables.

Qué harto estoy de aquellos que se han hecho, un hueco entre nosotros con sus palabras y en el infierno con sus actos

Santos Garrido López

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s