Marketing de patera.

inmigraciónMarketing de patera.
Estilo Sevilla.
Sevilla FC Radio

Si yo tuviera un restaurante e hiciese un simple puré de patata, no creo que nadie pagará por una tapa a cambio de probarlo. Sin embargo, si en mi carta figurara como “el mejor puré de patata del mundo”, posiblemente con un gasto de 10 céntimos por tapa cobraría entre 2 y 3 euros por plato, con un beneficio del 2000 por ciento. Posiblemente nadie habría vuelto a pedir mi delicioso puré, pero tampoco nadie se hubiese resistido, por dos insignificantes euros, a quedarse sin probarlo. A esto se le llama marketing.

El color y la forma del envase, el precio al que lo compras, el lugar donde se expone en el supermercado, los descuentos, la página de Facebook, las llamadas de teléfono, la hora de las llamadas de teléfono, el ambientador de las tiendas, la música de fondo o el café que te pone tu peluquera, son sólo la punta del iceberg de un complejo sistema encaminado a encontrar tu atención, tu satisfacción, tu compra y el orgullo por haber comprado ese producto.

Cada día que sales a la calle te vendes. Desde una entrevista de trabajo, donde te vuelves un producto que tiene que agradar al entrevistador, por eso te pones como un pincel, como pones tu casa cuando la quieres vender y no puedes, y piensas en que el día que la vendas, la venderás con un lazo, pues si ese lazo lo gestionas, lo trabajas desde el primer día y no sólo el último, estarás practicando marketing.
Cuando una persona nos gusta también nos vendemos y la llamamos antes de la cita, y le mandamos un mensaje, y la buscamos en Twitter y la llevamos a ese restaurante de moda. Y cuando ya consigues su amor lo fidelizas con detalles,con mas llamadas y más mensajes y sus problemas son los tuyos, porque los clientes son amores que solamente las buenas empresas nunca traicionan.

No dejamos de vendernos, de utilizar tácticas para conseguir el favor de la gente. Desde la misma cuna, la ternura y la belleza del bebé es un marketing natural que busca el arropo y el cuidado, sus grandes ojos son un cartel publicitario que te dice: quiéreme”

Intentas ser agradable en la frutería, para que la tendera, llamemosla María, te ponga las mejores manzanas, esas que tanto brillan. Lo que tú no sabes es que, precisamente, esas no son las mejores manzanas, y María, sin saberlo te está metiendo en la bolsa manzanas con un agente químico que otorga brillo a la superficie de la fruta y nada bueno a tu organismo pero que son muy fáciles de vender. A esto se le llama marketing.
Porque la manzana más golosa no siempre es la más jugosa.

Los gobiernos, a través de sus partidos políticos, tienen una enorme maquinaria de marketing, asesores de imagen, profesionales de la dicción y la oratoria, empresas de publicidad con campañas dirigidas a que compres el producto Partido Popular, o el producto PSOE. Mucho dinero gastado para acercarse a nosotros, para que pensemos que las cosas se hacen bien. Con lo barato que les saldría escucharnos.
Lo que yo no entiendo es cómo el mismo país que ha invertido tanto en la campaña de Gallardón por el derecho a la vida,reciba a los inmigrantes a punta de cañón como en una cazería del Ku Kux Klan, con la alevosía de la mafia, esperando sin mas ley que la poca vergüenza y la falta de humanidad y luego nos den lecciones de vida con ese marketing de patera con el que ya no engañan a nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s