Un baile para una princesa

Un Baile para una princesa. 
Estilo Sevilla
Sevilla FC Radio
Muchas veces nos resulta complicado conocer cuales son las necesidades de nuestros hijos. Nos falta tiempo que dedicarles, pero lo importante es que el tiempo que les dediquemos sea de calidad.
Tu hijo tiene que sentir tu preocupación por sus problemas y tu ilusión por sus logros. Y no hay mejor forma que comunicándose con él, interactúando en su espacio.
Ahora es una buena época con las fiestas en colegios y guarderías.
No creo haber sido el único en emocionarme al ver a su hijo de tres años bailando y mirándole con una ilusión como diciéndote: “esto es para ti”. Y qué importante en el proceso evolutivo de un niño que sus padres participen y le digán lo campeón que es, lo bién que lo ha hecho.
Los adultos confiamos nuestros más sinceros sentimientos en personas que hemos ido escogiendo a lo largo de la vida, para un niño no hay opción más que su familia. Los sentimientos son la base sobre la que el niño edifica su percepción del mundo y de sí mismo, y hay momentos en que hay que estar!   sobre todo cuando, desde la primera infancia, todo son metas por conseguir. Y un único fin, agradar a sus padres de una forma incondicional.
Porque es en ese momento, cuando tú crees que le haces un favor viéndolo bailar con sus compañeros,    cuando  los miras a todos, tan alegres, haciéndolo todo tan sencillo y te das cuenta de que todo gira en torno a ellos, de que una sociedad no tendría sentido ni futuro sin los pequeños. Y que un sistema que prime sobre la educación de sus pequeños, invierte en futuro, en paz y en alegría.    
Trabajar en ello hará niños más seguros y solidarios, personas preparadas para educar niños y algún día, alguna generación, habrá aprendido a lo largo de los años que la vida de los niños es más sensata que la de las armas y las bombas! Más imprevisible que el Consejo de Ministros de los viernes.
Cuando ellos crezcan ni un solo nazi vivirá ya, ni tan siquiera en la herrumbre del calabozo. Se habla en estos días de un militar húngaro de difícil nombre, de un delincuente de 98 años, no un héroe patrio. Un nazi responsable de la deportación de más de 12.000 judíos y Comandante  del campo de concentración húngaro de la ciudad de Kassari. Vamos, un prenda, como José Bretón. No hace falta matar a 3000 niños para que lo metan en el mismo saco que a un nazi. 
La vida de un niño va más allá del derecho de un padre. Si el padre de Edison hubiera matado a su hijo, cuantos niños y no tan niños hubieran muerto por no conocerse la penicilina? Dios sabe qué había escrito para Ruth y Jose en está vida.
Se nos fué la mitad del alma al enterarnos de la fatal noticia: una finca, un puticlub, unos niños y un mal padre y se nos va la otra mitad de volver a verlo con esa cara de tonto, ese miedo en sus ojos y esa pinta de mentiroso. La ignorancia, el miedo y la mentira, difícil cocktail para un criminal.
Un baile para una princesa es lo que necesita una niña y vivir los ensayos y las horas previas con ella. Que crezca alegre y sonriente, cuidala como a una obra maestra, que no se tuerza, que no se rompa, en su interior puede estar el remedio contra el Cáncer,la vacuna contra el SIDA o la caricia que salve a tu madre en la cama de un quirófano.
Mañana es día de fiesta para sus hijos, lo llevan esperando todo un año, como nosotros un derby  en casa. Que se te mojen los ojos en busca de su mirada, no se puede hacer más feliz a un niño que actuando para sus padres. Sólo por eso habrá valido la pena una vida entera.
Santos garrido López
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s