Que no caiga el azahar

Que no caiga el azahar

Estilo Sevilla 
Sevilla FC Radio
 Ya se va el frío con las lluvias, el último frío de marzo, y se adivina una Pascua  blanca  del azahar sevillano, de la cuenta atrás que todo cofrade tiene en su cabeza el resto del año.
Que no caiga el azahar…
Si miras a los naranjos, pareces no querer ni respirar, como parando el tiempo y con él la explosión del azahar. Como pensando: ni lo miro, no se vaya a despertar y caiga con otras lluvias y me quede sin su fragancia por las calles de Sevilla en la semana más santa que se pueda imaginar.
Cómo pasa el tiempo en esta bendita tierra, todavía no había aprendido lo sones del carnaval y ya no hay quien me quite el soniquete de esa marcha que me enamorara en La Campana un jueves de madrugá. 
Caridad del Guadalquivir, amargura, y en Triana la O de madrugá, pasa la Macarena en la calle Parra y al ritmo palillos, corneta y tambor, a ese ritmo que en Sevilla lo llamamos compás.

Que no caiga el azahar, en ese domingo de Ramos en que una madre, raya al lado, peina a su hijo con los ojos más brillantes que el brillo de los diamantes una tarde soleá. 
Que no le falten las ganas de salir por la mañana, de vivir como se vive la fiesta más sevillana.

Que no caiga el azahar
Que se mezcle en la madera  de una noble canastilla su aroma con la canela del incienso que pasea por Sevilla. Y no abandone su fragancia las calles de esta ciudad, estando en la calle la última cruz de guía, la portada del Real aguarda ya coronada , con elegancia y tronío a que de nuevo el gentío  quiera por ella pasar.

Por eso, que no caiga el azahar. Que se iluminé el Real!.. y si te falta el dinero sal con ella a pasear. Que no se quiebre el papel de los faroles mojados ni se apaguen sus bombillas, cuando te acerques a él que no haya más que un clavel entre tu pecho y el suyo, si te abraza con orgullo  en la Fería de Sevilla.

Que no caiga el azahar, ni se apague el olor de tu alegría, que no toque una  flor el suelo antes de haberse quedado su aroma a vivir contigo, antes de haber tocado el cielo  con sus hojas, con tus dedos. Antes de haberte enamorado de una calle, de una canción, de un te quiero.
Que no caiga el azahar 
Ni una flor, ni una piedra más de Santa Catalina, que aquellos que protegen la altura de la giralda, tengan el mismo celo en cuidar lo que a sus faldas nos dejó como legado, antes que el Rey  San Fernando, la historia de mi Sevilla.


Y cuando llega el solsticio yo no sé qué tiene mayo, falta un año para abril y ese mes te ha recordado que sí ponemos jazmín en un platito cerrado, por la mañana se abren sus pétalos como manos y si la dama de noche te tienta con su fragancia, no me lo puedes negar, vaya tres flores Sevilla, sólo falta el azahar.

Ya se espera a la Esperanza, como a la flor del naranjo. Ya se preparan los ojos para no pestañear, ya se abren las puertas como pétalos y hermano costalero y capataz…desean… que no caiga el azahar.

                                                                Santos Garrido López
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s